El Factor WOW en la literatura

Cada vez se leen menos libros.

La población del planeta no deja de aumentar y a cada año que pasa se escriben más libros, pero eso no hace que se lean más. Puede parecer contradictorio, pero es un hecho.

¿Por qué sucede eso? Bueno, yo tengo una teoría, la misma que llevo defendiendo desde hace tiempo: las personas nos estamos convirtiendo en seres multitarea víctimas de un estrés y una ansiedad que nosotros mismos nos provocamos. No es algo que hayamos elegido, es algo que la sociedad actual nos impone. Todo avanza a gran velocidad y todos tenemos en nuestras agendas miles de cosas pendientes y otras miles que nos gustaría hacer. Cada día aparecen cientos y cientos de novedades a las que nos gustaría hincar el diente. Es frecuente escuchar a la gente decir: “Me gustaría leer ese libro, me gustaría ver esa película, esa serie, pero es que no doy abasto…”. ¿Por qué no lo hacen directamente, en lugar de formular una especie de deseo? Pues por la falta de tiempo. La maldita falta de tiempo. También, en menor medida, por indecisión. Hay tantas posibilidades al alcance de la mano que cuando dispones de ese tiempo precioso te ves superado y eres incapaz de decidir. Y eso es terrible, porque esa situación, que se repite a diario sin que nos demos cuenta, genera una ansiedad que lo que hace es que acabemos eligiendo al azar o decidiéndonos por lo que nos da menos pereza. En definitiva, muchas veces no somos dueños de nuestras elecciones.

WOWY ahí es donde entra en juego el Factor WOW. El Factor WOW, de forma muy resumida, vendría a ser la serie de características que tiene un objeto o producto que sorprenden y llaman la atención de forma poderosa de los consumidores. El Factor WOW es lo que vende un producto, lo que hace que un consumidor indeciso elija un producto antes que otro.

Evidentemente, el Factor WOW es aplicable a cualquier producto, a cualquier sector, pero aquí voy a centrarme en la literatura, en particular en las novelas.

Lo primero que deberíais plantearos al sentaros a escribir una novela es: ¿tiene la historia que voy a escribir Factor WOW? O, lo que es lo mismo, ¿tiene la historia que tienes en mente las características necesarias para generar en el lector el deseo de leerla? En la actualidad, la competencia es tan brutal que no podemos permitirnos escribir una novela del montón. Nuestra novela debe destacar, debe tener Factor WOW sí o sí, o no la va a escoger nadie de la pila interminable de novedades. De los aspectos gráficos hablaré a continuación, pero es importante que nosotros, como escritores, le aportemos ese plus a nuestra obra, que la diferencia de las que comparten escaparate. Porque, a la larga, ese es el Factor WOW más importante, el que hará que nuestra novela se siga vendiendo mucho tiempo después de ser publicada.

Un par de ejemplos de novelas actuales con Factor WOW, que todos conocéis:

La trilogía Cincuenta Sombras. Factor WOW: ¡WOW! ¡Una trilogía erótica que no se esconde tras la etiqueta de novela rosa o romántica! ¡WOW! ¡Una serie de novelas para porno-mamás! ¡WOW! ¡WOW! Resultado: ha vendido 2 millones de ejemplares solo en España, película en desarrollo…

Saga Canción de Hielo y Fuego. Factor WOW: ¡WOW! ¡Una saga de fantasía adulta  y realista, con sexo y violencia sin tapujos! ¡WOW! ¡Una novela en la que al escritor no le importa matar a cualquier personaje, aunque sea uno de los protas! ¡WOW! ¡WOW! ¡WOOOW! Resultado: millones de libros vendidos en todo el mundo, juegos de mesa, videojuegos, serie de la HBO, merchandising de todo tipo…

Esto es el Factor WOW, y es importante que, cuando salga nuestra novela al mercado, ninguna otra ofrezca unas caracterízticas demasiado parecidas, porque si es así querrá decir que llegamos tarde. La parte grande del pastel se la lleva siempre el que llega primero normalmente, por eso es importante, si es posible, que nuestra novela contenga más de un Factor WOW, que no nos limitemos solo a las características que he puesto como ejemplo, que dependen única y exclusivamente del escritor.

Y ahí es donde juega un papel muy importante el aspecto final de nuestra obra, sobre el que a menudo tendremos poca capacidad de decisión, ya que compete a las editoriales. Un libro, como producto físico, debe tener también algún Factor WOW. Por eso es importante que, por poca que sea esa capacidad de decisión que nos otorguen, por poco que podamos influir en el resultado final, la sepamos utilizar, sepamos ser incisivos, que se nos vea convencidos. Las editoriales valoran a los autores que saben lo que quieren y que les facilitan el trabajo. Al fin y al cabo, el objetivo de ambos es vender la mayor cantidad de libros.

El Factor WOW de base de un libro, el que debe golpear al posible lector cuando está frente un escaparate repleto de libros y obligarlo a cogerlo para ojearlo, es el que pueda tener la portada. Si la portada no tiene Factor WOW (¡WOW! ¡Qué pasada de ilustración! ¡WOW! ¡Un unicornio negro! ¡WOW! ¡Esta portada me transmite muchas cosas con solo verla! ¡WOW! ¡Esta portada acojona!) nuestro libro no se moverá del sitio.

Otro elemento que ayuda a incrementar el Factor WOW de nuestro libro como producto es el blurb. El blurb es la típica frase vende-libros, escrita normalmente por otro escritor ya conocido. Por ejemplo, una frase de George R. R. Martin en la portada o contraportada de nuestra novela haría que cualquier fan de su saga Canción de Hielo y Fuego se sintiera tentado de cogerla del escaparate y, como mínimo, echarle un vistazo.

Hasta aquí el Factor WOW en la literatura. Hay otros elementos, por supuesto, que pueden añadir Factor WOW a nuestro libro, como un prólogo escrito exprofeso por alguien muy famoso o influyente, pero los citados son, en mi opinión, imprescindibles, sobre todo los dos primeros.

Resumiendo:

Nuestra novela tendrá un buen Factor WOW y mayores posibilidades  de que se venda siempre que la historia que contamos  tenga unas características inconfundibles que la hagan destacar de la competencia, además de una portada apropiada e impactante.

Espero no haberos aburrido con esta entrada y que los aspirantes a escritor que la hayáis leído le podáis sacar provecho de este concepto tan importante como poco explicado. Gracias por leerme.

Un saludo,
Daniel Estorach

Anuncios

Comments

  1. GENIAL!!! Lo has descrito perfectamente. Si me permites voy a citarte

  2. justicierodelpostit says:

    Gracias Marlene, me alegro de que lo hayas encontrado interesante 🙂

    Daniel Estorach

  3. “Un best seller revela las sensibilidades latentes de la sociedad” afirma el historiador francés Pierre Nora.
    Muchos críticos consideran a “Cincuenta sombras de Grey” mediocre y mal escrito. Yo no lo he leído todavía así que no puedo opinar en ese sentido. Pero si se tiene en cuenta el éxito global de esta novela (más ventas que Harry Potter) y lo que dice Nora, entonces se puede afirmar que E L James tocó un tema sensible en la sociedad: el comportamiento sexual humano.
    La publicación de Kinsey Report (1948 y 1953), una de las más completas investigaciones del comportamiento sexual en el ser humano, sacó a la luz conductas que hasta ese entonces habían permanecido en la más estricta intimidad y de las cuales no se hablaban en la comunidad científica ni en la sociedad. Esa investigación ayudó a desterrar mitos y evidenció que acciones que la mayoría consideraban marginales, o incluso inmorales, eran practicadas por un porcentaje considerable de la población, como por ejemplo la masturbación, tanto femenina como masculina. Pero parece que todavía hay algunos temas que permanecen siendo tabúes: el sadomasoquismo o los juegos de sumisión y dominación, que es la temática que expone Cincuenta sombras de Grey.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

© Daniel Estorach and Norma Editorial SA. All rigths reserved.
A %d blogueros les gusta esto: